Archivo de la etiqueta: Tendencias

Tendencias en marketing digital para 2015

Se acerca del nuevo año y ya se escuchan y leen los nuevos estudios de las próximas tendencias en marketing digital y en el mundo de las redes sociales e Internet y os queremos hacer un pequeño resumen de lo que viene. ¿Qué os esperáis para este 2015?

El consumo móvil será más que un hecho. Los últimos datos ya reflejan que cada vez son más las personas que deciden comprar a través de sus dispositivos móviles. Les es mucho más fácil  conseguir los productos a través de su dispositivo que sentarse frente al ordenador de sobremesa. Por ello, os recomendamos que sigáis al tanto de las APP de ecommerce (comercio electrónico). ¿Tenéis un negocio y podríais tener una? No os lo penséis, es el futuro más cercano.

Monederos digitales y redes sociales. Cada vez son más las redes sociales que asocian su utilidad de ‘conversación’ con la de ‘intercambio’, como podría ser enviar dinero a través de sus aplicaciones.

Los dispositivos móviles inteligentes darán más ámbito a lo social. ¿Qué significa? Pues que cada vez más los dispositivos móviles que ofrecen opciones para facilitarnos ‘la vida’: aplicaciones para practicar deporte, aplicaciones de mensajería instantánea, aplicaciones de organización de nuestra agenda… En este nuevo año se intentará que todas estas aplicaciones se conviertan en una ‘macro-red’ de datos que ofrezcan ventajas a los usuarios.

La privacidad. ¿No veis continuamente mensajes solicitando una mejor y segura privacidad de tus datos en redes sociales? Pues se espera que en este próximo año, las redes sociales y aplicaciones móviles se pongan las pilas y comiencen a ofrecer diferentes posibilidades de privacidad, siendo aún más seguro.

¿Creéis que veremos más?

Cosas que has de saber sobre Whatsapp

Es nuestro día a día. Estamos todo el día ‘en línea’. No pasa un día en el que no tengamos una o varias conversaciones por Whatsapp, pero no todos sabemos cómo ocultar la última hora de conexión, hacer que nuestro estado lo vean solo nuestros contactos o que quien nos hable no vea nuestra fotografía de perfil, por ejemplo, entre otras cosas.

Aprovechamos esta entrada para retomar este tema tras varias peticiones. Así, para que conozcamos un poco más esta aplicación que ha cambiado nuestra vida, hoy haremos dos pasos básicos y que seguro que nos vienen genial para conservar nuestra privacidad.

Cuando queremos evitar que se vea nuestra última hora de conexión es tan sencillo como seguir los pasos explicados aquí. Del mismo modo, podemos controlar quién queremos que vean nuestros estados o nuestras fotografías de perfil.

Para llevarlo a cabo, en primer lugar, debes abrir la aplicación y pinchar en la pestaña de ‘Ajustes’. Una vez hayas hecho esto, te saldrá esta pantalla:

whatsapp_ajustes

Tras pinchar en Ajustes, aparecerá esta pantalla:

whatsapp_ajustes2

Una vez en la misma, debemos pinchar en ‘Info de cuenta’, y nos saldrá en el móvil la siguiente imagen:


whatsapp_ajustes3Si lo que queremos es cambiar la privacidad de nuestro ‘Estado’ o de nuestra ‘Foto de perfil’, marcaremos la opción de ‘Privacidad’, tras lo que nos saldrá esta otra pantalla:

whatsapp_ajustes_privacidadY aquí, es donde podemos marcar el nivel de privacidad que queremos tanto para la ‘Foto de perfil’ como para el ‘Estado’. Tenemos tres opciones: Todos, Mis contactos y Nadie. Si marcamos que ‘Nadie’ pueda ver nuestra foto, ningún contacto guardado en nuestra agenda del móvil así como cualquiera que tenga nuestro número no podrá ver nuestra imagen de perfil. Lo mismo sucede con nuestro ‘Estado’. Si por el contrario marcamos, ‘Mis contactos’ tan solo las personas que tengamos guardadas en nuestra agenda de contactos podrán ver nuestra imagen.

whatsapp_fotoPerfilwhatsapp_estado

¿Sencillo, cierto? Pues ya depende de nosotros qué nivel de privacidad es el que queremos darle a nuestra ‘Foto de perfil’, así como a nuestro ‘Estado’.

¿Para qué sirve un vídeo viral? ¿Cómo lo hacemos?

Siempre se ha dicho que vale más una imagen que mil palabras. Y a día de hoy, vale más un vídeo que un post bien escrito (a veces). Muchos se preguntan aún ¿para qué sirve un vídeo viral? ¿Qué beneficios ofrece a nuestra empresa? ¿Qué nos puede reportar?

Existen muchos ejemplos con los que poder ilustraros este post, pero nos vamos a remitir a los dos últimos que más adeptos está captando la red: ‘First Kiss’ y ‘Happy’. ¿Los conocéis?

La canción ‘Happy’ de Pharrell Williams se ha convertido en todo un fenómeno en las redes. Tras aparecer en la secuela de Gru, mi villano favorito (la segunda película); se ha popularizado por la ‘felicidad’ que transmite y porque está siendo en diversas partes del mundo como canción de varios anuncios (en Italia y resto de países donde se vende Fiat la ha escogido para su nueva campaña), incluso se ha convertido en un vídeo con miles de ‘fakes’ debido a la nueva versión del videoclip lanzado por el cantante.  Podéis encontrar miles de personas que se han animado a subir su vídeo imitándolo en sus ciudades: Madrid, París, Budapest, Barcelona, New York, Torino (Turín), Roma...

Os preguntaréis, ¿qué tiene de especial? Pues mucho. El artista en cuestión se encuentra en las últimas semanas entre las descargas legales (e ilegales) más solicitadas, con lo que ello conlleva. ¿Nos apuntamos a la moda? Muchos hoteles, bares, negocios… Lo están haciendo y son más conocidos, ¿por qué no hacerlo?

De ahí la importancia de los vídeos virales, se pueden aprovechar en beneficio de nuestra empresa u objetivo.

Otro de los que últimamente más se ven son imitaciones del vídeo ‘original’ en el que varios desconocidos se besaban por primera vez: ‘First Kiss’. Posteriormente se ha descubierto que eran actores, pero ¿y el juego que ha dado durante semanas en las redes sociales? Existen vídeos originales de personas desconocidas en ciudades besándose gracias a éste (como en Turín, Italia), también otros serios que han aprovechado para la reivindicación, pero también se han hecho varias bromas.

¿Vale más aprovechar el tirón de un vídeo viral de estos a otras acciones? Cualquier acción es buena, pero no olvidéis que debemos mirar y vigilar siempre por la conveniencia a nuestra imagen.